EL TIEMPO EN SALTA

Pronóstico de Tutiempo.net

¿Qué noticia buscás?

NACIONALES

#RupturaInminente

D'Elía, Mariotto y Boudou sin lugar en la renovación del peronismo

Un acto encabezado por Máximo Kirchner que sumó a D'Elía y Boudou desnudó las internas dentro del PJ bonaerense

El intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk afirmó hoy que "hay situaciones que generan límites" al justificar el faltazo de un grupo importante de jefes comunales peronistas al acto de ayer del Partido Justicialista y explicó que "algunas personas no tienen que ser parte de la renovación del peronismo", en referencia a Amado Boudou, Luis D'Elía y Gabriel Mariotto.

"Después de la derrota (electoral) hubo una dispersión, una pérdida de conducción y después un proceso de cohesión entre diferentes grupos de intendentes, diputados, legisladores", repasó Sujarchuk en declaraciones a AM 950 y agregó que "cuando esa cohesión suma actores que restan mucho más de lo que suman, entonces ahí dijimos alto".

A 40 días del cierre de listas para los comicios legislativos, el espacio del PJ bonaerense que integran intendentes y también legisladores camporistas vivió momentos de tensión ayer cuando en la sede porteña del Frente Nacional Peronista (FNP), en el barrio porteño de San Telmo, donde se encontraba reunida la mesa de conducción política, llegaron noticias de que a dos cuadras, en el Centro Cultural Caras y Caretas, donde estaba previsto el acto donde confluiría el peronismo con otros partidos y organizaciones, estaban D'Elía, Boudou y Gabriel Mariotto.

En este marco, el jefe comunal de la primera sección electoral dijo que "ante la presencia de algunas personas que, entendemos, no tienen que ser parte de la renovación del peronismo, algunos intendentes decidimos no ser parte del acto de ayer", en alusión a un grupo de intendentes de los grupos Fénix y Esmeralda que optaron por no asistir al encuentro.

"No lo tomamos como algo personal, ni bajo ninguna modalidad que suene agresiva, pero uno no tiene que estar donde no se siente cómodo", agregó.

A su vez, el intendente de Escobar dejó claro que "hay un respeto enorme por la conducción de Cristina" Fernández de Kirchner y respaldó el protagonismo del diputado nacional Máximo Kirchner.

"Máximo representa a Cristina y al kirchnerismo que es un sector importantísimo dentro del Frente para la Victoria", dijo aunque reconoció un rechazo por la presencia en el acto del ex ministro de Economía Amado Boudou y el dirigente social Luis Delia y mencionó al ex vicegobernador Gabriel Mariotto como otro de los nombres que "causan rechazo a algunos intendentes".

Respecto de la precandidatura del ex ministro de Transporte Florencio Randazzo, sostuvo que "muchos intendentes se están reuniendo con él para ver si podemos hacer una lista en la cual todos podamos confluir", aunque subrayó que él integra un grupo de intendentes que "procura la unidad del peronismo en torno a una renovación política".

Pero más tarde, el dirigente de MILES Luis D'Elía salió al cruce de los intendentes que se ausentaron de esa cumbre del kirchnerismo, como Insaurralde, Gustavo Menéndez y Fernando Gray, entre otros.

En "Radio Con Vos", D'Elía acusó a esos intendentes de no querer a Cristina.

"Quieren romper la agenda que traía el Kirchnerismo. No me extrañan este tipo de ataques", dijo y afirmó: "No voy a ir en una lista con Insaurralde. Ese tipo odia a Cristina".

Luego dijo que "la elección Cristina/Randazzo no existe" y que "me parece correcto lo que hizo Máximo y me parece terrible la doble moral de algunos periodistas argentinos".

Finalmente, defendió a Daniel Scioli: "Cuando trataban el tema Nisman no se querían Se meten en el vida privada y ahora porque es Scioli, lo hacen", indicó el dirigente K..

Ayer, un grupo de intendentes y legisladores peronistas bonaerenses cercanos al kirchnerismo decidió no asistir a un acto del Frente para la Victoria en el que participaron los dirigentes Amado Boudou y Luis D'Elía, y la relación se tensó al extremo de que algunos amenazaron con irse del espacio.

A 40 días del cierre de listas para los comicios legislativos, el espacio del PJ bonaerense que integran intendentes y también legisladores camporistas vivió momentos de máxima tensión cuando en la sede porteña del Frente Nacional Peronista (FNP) -Bolivar 448-, donde se encontraba reunida la mesa de conducción política, llegaron noticias de que a dos cuadras, en el Centro Caras y Caretas -Venezuela 330-, estaban en el acto D'Elía, Boudou, Gabriel Mariotto, Edgardo Depetri y Martín Sabbatella.

Enojado, uno de los primeros en retirarse fue el jefe comunal de Lomas de Zamora y referente del grupo Esmeralda, Martín Insaurralde.

Al finalizar la reunión pasadas las 20.30, los distintos sectores del peronismo remarcaron que "se evitó la fractura y seguiremos hablando, pero nosotros -los intendentes- no tenemos nada que ver con Boudou y D'Elía. Bancamos a Cristina (Kirchner). Pero a ellos no", remataron.

Este grupo heterogéneo supo reunirse dos veces en la casa del diputado Juan Cabandié en el barrio de Caballito, donde hasta la ex presidenta fue en el segundo encuentro para armar un espacio sólido que agrupe a la mayor cantidad de sectores peronistas para competir en las PASO contra el ex ministro de Interior y Transporte Florencio Randazzo.

Sin embargo, en la cuarta reunión se vivieron momentos de mayor tensión porque un acto encabezado por Máximo Kirchner que sumó a D'Elía y Boudou desnudó las internas dentro del PJ bonaerense, donde los jefes comunales alzaron su voz en contra de participar del evento kirchnerista porque ninguno quiso sacarse una foto con esos ex funcionarios.