MUNICIPALES

General Güemes

Un bebé se contagió de COVID en el vientre de su madre

Los corazones solidarios pueden ayudar para la compra del concentrador de oxígeno al CBU 2850101340095021959578.

Bruno Camilo Fernández, de solo 7 meses de vida, fue diagnosticado con EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica). Sus pulmones en desarrollo fueron dañados al contraer COVID cuando transitaba por el último mes de gestación.

Para evitar que sus pulmones llegasen a colapsar necesita con urgencia un equipo concentrador de oxígeno, el cual deberá utilizar en principio hasta los 8 años.

Agustina Fernández, madre de Camilo, contrajo COVID el pasado mes de agosto del 2020, fue internada en el hospital Joaquín Castellanos con síntomas severos cuando cursaba 38 semanas de embarazo. "Fue para mí horrible porque tenía fuertes cefaleas, náuseas constantes, perdí el gusto y el olfato, tuve dolores en todo el cuerpo, realmente la pasé mal, pero por suerte no tuve necesidad de usar oxígeno", relató Agustina.

La joven madre fue dada de alta a los 8 días de haber sido internada, previo análisis negativo de COVID. La urgencia por evitar prolongar su internación se debió a que Gral. Güemes ingresaba a su pico de contagios, los médicos querían evitar que se volviera a contagiar, "se sabía muy poco en esos momentos sobre el virus, pensaban que un nuevo contagio era posible y mi bebé corría riesgo, a pesar de que consideraban que un contagio de madre a hijo era muy poco probable".

Camilo nació por cesárea y fue llevado a una incubadora y por prevención se internó junto a sus padres, mientras su evolución era controlada mediante videollamadas: "Camilo se ahogaba y siempre pensamos que se trataba de reflujo".

Cuando cumplió 6 meses de vida los problemas para respirar se hicieron más intensos, aunque en un principio continuaron siendo atribuidos a resfríos, "fue la Dra. Robles Salum quien al revisar a Camilo notó que era algo más que un resfrío, ella lo derivó a Salta donde le diagnosticaron el EPOC", relató con mucha angustia la mamá.

El virus que enfermó a Agustina también afectó a su hijo, ingresando a sus pulmones provocando el deterioro de los mismos, "ahora depende 100% de un tubo de oxígeno de por vida o, en el mejor de los casos, hasta los 8 años".

Camilo no puede estar más de 20 minutos sin oxígeno, por esa razón no puede salir del hospital, la única manera de regresar a su casa es contando con un equipo concentrador de oxígeno cuyo costo oscila los $ 300.000.

"Mi hijo aún es un indocumentado porque nunca pude acercarme hasta el Registro Civil, cuando por fin lo hice ya se habían vencido los plazos y ahora estamos intentando de registrarlo en Salta, él no tiene obra social, un análisis de $ $6.000 lo tuvimos que pagar y somos una familia de escasos recursos, por eso pido ayuda a nuestras autoridades provinciales y municipales", finalizó Agustina.

Fuente: El Tribuno



Deportes

Insólito

Espectáculos

Este sitio usa cookies. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Pulse en Aceptar para verificar que está de acuerdo con el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]