EL TIEMPO EN SALTA

Pronóstico de Tutiempo.net

¿Qué noticia buscás?

POLÍTICA

#NoVaAGustar

El FMI considera que la inflación bajará si hay una "moderación salarial"

Además el organismo internacional brindó las proyecciones para este año

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recalculó al alza el crecimiento económico argentino en 2017: estimaron que fue un 2,8%, algo más que el 2,4% augurado en el informe de perspectivas económicas de octubre del año pasado. Para 2018 proyectan un 2,5% y una caída de la inflación “si hay moderación salarial”. Para 2019, un 2,8% de expansión.

La actualización de las cifras se dio a conocer ayer a la mañana, en el blog de Alejandro Werner, el director para el Hemisferio Occidental del organismo. En el capítulo argentino del reporte, el funcionario señaló que el año pasado “el consumo se benefició del avance de los salarios reales, la inversión también se aceleró, incluso en el sector privado”.

La observación sobre los salarios se da cuando el Gobierno busca fijar un techo de 15% (acorde con las metas de inflación) y sin cláusula de indexación por si los precios se disparan.

En cuanto a los pronósticos del FMI, para este año proyectan que “el crecimiento disminuya (respecto del 2017) ligeramente a 2,5% debido a la contención fiscal y monetaria”. Era lo mismo que habían calculado en octubre pasado para 2018. Estiman, además, que “la inflación seguiría retrocediendo, suponiendo que haya una moderación salarial. La reducción del déficit fiscal primario debería contribuir a contener las presiones de apreciación del peso y el deterioro de la cuenta corriente”.

La inflación que en octubre habían pronosticado para 2018 es de 16,8% y en el informe divulgado hoy no arriesgan una nueva cifra. Cuando hicieron aquella estimación, la meta del Gobierno aún estaba entre 8% y 12%, pero luego se corrigió al 15%.

Finalmente en el informe, remarcan que nuestro país también tuvo que ver en la mejora de las perspectivas regionales. “La recuperación económica de América Latina también está cobrando ímpetu, a medida que las recesiones de algunos países (Brasil, Argentina y Ecuador) llegan a su fin”.