EL TIEMPO EN SALTA

Pronóstico de Tutiempo.net

¿Qué noticia buscás?

NACIONALES

#Indignación

Detuvieron a un cura por abuso sexual de menores

Se trata de Tulio Mattiusi, de 46 años, quien habría abusado de nenes de entre 3 y 5

Hay bronca, indignación e incredulidad. También domina la rabia en San Pedro, producto de la desilusión, de la confianza hecha añicos luego de la detención del cura Tulio Mattiusi, párroco de la Iglesia San Roque de San Pedro.

El sacerdote de 46 años fue detenido en esa ciudad bonaerense, acusado de abusar de al menos cuatro nenes que asistían al jardín de infantes Belén, dependiente de la parroquia a su cargo. Por el mismo caso también fue arrestado el portero del establecimiento, Anselmo Ojeda.

"Pueblo chico, infierno grande", dice Juan Carlos, un vecino reconocido que vive a orillas del Paraná, que prefiere proteger su apellido. "Es que muchos no creen que sea verdad y están indignados con las acusaciones a Mattiusi, que hasta aquí tenía buena reputación. Es cierto, esto nos sorprendió a todos, incluso a mí, que soy el más ateo de todos".

El caso se inició en noviembre de 2017, primero con la denuncia de una mamá, de nombre Carla, psicóloga. Ella fue la punta del iceberg que animó a otros padres a hacer la denuncia contra Mattiusi. Tras una extensa investigación, que incluyó entrevistas a los nenes en cámara Gesell (en la que los niños se expresaron de manera contundente a través de dibujos de connotación sexual), la Justicia ordenó la captura del sacerdote y el portero, acusados de abuso sexual agravado.

En cámara Gesell se ratificó que hubo penetración al menos con un dedo o un lápiz, por lo que fue suficiente para pedir la detención en base a una modificación en el código penal, que  ahora reconoce el acceso carnal no sólo con el miembro sino con cualquier parte del cuerpo.

Las víctimas tenían, al momento de los abusos, entre 3 y 5 años. Mattiusi fue arrestado en la propia parroquia San Roque. El ex portero Anselmo, en tanto, fue detenido en el bajo de San Pedromientras pescaba. Según la Policía, no opusieron resistencia.

Se pudo comprobar que el abuso, que se repitió en varias oportunidades, fue también a través de penetración de objetos (lápices de colores). "Los mayores (Mattiusi y Ojeda) estimulaban a los nenes y nenas a que jueguen con los lápices, se toquen y se penetren. Un horror", le describió a Clarín alguien muy cercano a la investigación, que además agregó: "Hay una preceptora -de nombre María- que aparece en la causa como participe de los hechos, falta que se presente a declarar".

El miércoles por la tarde, en la Fiscalía N°8 de Baradero, ante el Fiscal Hernán Granda, tanto Mattiusi como Ojeda declararon durante cuatro horas y negaron todos los hechos de los que se les acusa, además de asegurar que son inocentes. El doctor Fusco, abogado de las familias cuyos hijos fueron víctimas, señaló a los medios locales que seguirán hasta las últimas consecuencias. Los acusados seguirán detenidos en la DDI de San Nicolás.

Muchos miles de habitantes en San Pedro sienten que "es una cama" para "el querido párroco, de quien hasta ahora tenía un comportamiento intachable. No era de esos tipos sobre los que podría pensarse 'medio bicho raro'. Por eso el dolor y la bronca y la grieta que raja San Pedro", cuenta Jorgelina una vecina muy empapada en el tema.

También la ira es contra la directora del jardín de infantes, Silvina Basante, "quien hizo lo posible para desviar la investigación e incriminar al papá de Carla -la que descubrió el hecho abominable-, el abuelo de la niña, ensuciándolo por tener un vínculo demasiado cercano".

En el video de la detención de Mattiusi y Ojeda, que se viralizó el martes, se escucha la voz de una madre desbordada y atrapada en la bronca y la ira. Es Carla, quien tenía una estrecha relación con el párroco quien, años atrás, bautizó a la niña a quien, tiempo después, terminó abusando. 

 

 

 

 

 

Fuente: Clarín